ilustración Gloria Rubio

Autónomos y Pymes aislados

Romper el aislamiento que en muchas ocasiones sufren los autónomos que comienzan y las pequeñas y medianas empresas recién creadas en provincias pequeñas como Soria es difícil sino provienes de una larga tradición y tienen que comenzar a buscar clientes. La continua aparición de nuevos emprendedores y pequeños empresarios que pretenden cubrir variados nichos del mercado hace que se enfrenten al reto más importante que tienen todas las empresas, grandes y pequeñas, que no es otro que conseguir dar a conocer sus servicios a sus clientes potenciales. Este paso es el fundamental y básico para que el negocio comience a funcionar y lleguen los primeros ingresos; sin clientes no hay empresa.
La familia y los amigos son el grupo preferente a donde se acude para conseguir a través del boca a boca la primera publicidad necesaria para romper el cerco inicial y llegar a los primeros interesados en contratar los servicios de la empresa recién nacida. Las ciudades pequeñas ofrecen la ventaja de conseguir, con un pequeño esfuerzo personal, la difusión de nuestros servicios o productos, pero ampliar este pequeño círculo inicial se convierte en el principal reto, sobre todo si nos encontramos con empresas similares ya asentadas en el mercado.
Una buena ubicación de la empresa y la distribución de las tradicionales tarjetas pueden hacernos aumentar el círculo de difusión, pero la necesidad de compaginar los primeros trabajos que surjan con la tarea de hacer de comercial se va complicando por la falta de tiempo y conocimientos. Recurrir a profesionales que consigan darte presencia en internet es un paso sencillo y asequible. Nadie duda ya de la necesidad de contar con una página web propia, que recoja simplemente los servicios que ofrecemos y la mejor manera de ponerse en contacto con nosotros, por teléfono, correo electrónico o acudiendo al propio establecimiento.
Consultar en el móvil la ubicación de un servicio o establecimiento es, desde hace bastantes años, norma fundamental de muchas personas que se dejan guiar por Google aunque solo sea para conocer todas las alternativas posibles y luego elegir con calma la más adecuada a nuestras necesidades. Estar o no estar en este mundo ya no es una opción, es una obligación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *