Ratón leyendo de Gloria Rubio

Cuando Google abra los ojos

Me sorprende encontrar en este mundo de la comunicación online cada vez más expertos y gurús que van solos por la vida, apoyándose en su SEO, sus herramientas y en sus contenidos, despreciando a la otra pata necesaria, que no es otra que el trabajo que llevan a cabo los diseñadores, ilustradores, gráficos, fotógrafos, maquetadores…

Los contenidos deben ser propios y originales, insisten hasta la saciedad en sus posts bien indexados, porque sino Gooogle te puede castigar, pero por las las fotos y las ilustraciones no os preocupéis, las podéis coger por ahí, en esos maravillosos bancos de creative commons, que hay muchos y muy variados, todos gratuitos, luego les colocáis bien las ads, que coincidan con las palabras clave, y a subir posiciones como la espuma.

No tardando mucho los cerebros de Google pondrán en marcha un nuevo algoritmo, al que llamarán sin lugar a dudas búho-owl, por la costumbre de poner nombres de animales, y por fin el gran buscador abrirá sus ojos al mundo descubriendo que nada es lo que parece, que ha vivido siempre inmerso en la mentira y el engaño, que en un mundo donde prima cada vez más lo visual, el mayor buscador del mundo ha hecho el ridículo más espantoso aupando a las webs más irrespetuosas con la imagen a los primeros puestos de los resultados.

Cuando Google, u otro buscador que se le adelante, aplique los mismos criterios que exige para los textos a las imágenes: calidad y originalidad, ese día los cambios llegarán a todas las páginas, a todas las web y descubriremos como casi nadie ha valorado el trabajo de fotógrafos, de ilustradores, que prácticamente las mejores web llevan años tirando de bancos gratuitos de fotografías, sin ningún respeto para el autor, al que en el mejor de los casos se dignan en citar.

Cuando Google penalice la copia de imágenes, como penaliza la copia de textos, el terremoto mundial que produzca sacudirá las posiciones del principal buscador, mandando al ostracismo a todas las web que ahora reinan en el mundo del SEO. El copia y pega, acompañado de las palabras clave necesarias, que nada tienen que ver con lo que se ve en la imagen, dejará de ser el pan nuestro de cada día, y a los llamados profesionales del posicionamiento no les quedará otro remedio que pagar por tener fotos e ilustraciones originales y propias, que vuelvan a situar sus web en los primeros puestos del buscador; aunque igual será demasiado tarde para ellos.

Luis Miguel Largo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *